Nació en Buenos Aires el 26 de julio de 1924 y fue ordenado sacerdote el 24 de setiembre de 1955. Luego de ser elegido obispo de Presidencia Roque Sáenz Peña el 28 de octubre de 1981, recibió la ordenación episcopal el 8 de diciembre de ese año y tomó posesión el 20 de diciembre. Trasladado como obispo coadjutor de San Miguel el 31 de marzo de 1994, tomó posesión del oficio el 8 de mayo de 1994. Ejerciendo su derecho a sucesor, se hizo cargo del obispado el 12 de noviembre de 1994. Renunció, al llegar a los 75 años de edad el 17 de mayo de 2000. Partió a la casa del Padre el 15 de julio de 2005.

En cierta ocasión dijo: “El programa de radio EL ALFA Y LA OMEGA le ha dado a la Iglesia Diocesana del Obispado de San Miguel y a instituciones de otras Diócesis del País, la ocasión de expresarse en un medio de comunicación masivo. Por eso aprovecho ésta oportunidad para felicitar a todos los que trabajan al servicio de la propagación de la verdad, las normas de la fe, del amor, de la unidad y de la concordia.

La Iglesia camina hacia el Tercer Milenio y no tiene medios de comunicación propios, pero puede tener canales, gracias a que cuenta con este tipo de programas que le permite llegar a toda la feligresía con el anuncio de la Verdad.

En eso considero que EL ALFA Y LA OMEGA se ha destacado a lo largo de estos cinco años y deseo expresar mi gratitud y mi reconocimiento; al mismo tiempo los felicito por la ardua tarea que están realizando y por el futuro de ANUNCIAR Grupo Multimedio de Comunicación, asociación que brindará un servicio aún mayor en el área de la comunicación y la propagación del mensaje del evangelio, por eso la apoyo pastoralmente y le hago llegar mi paternal bendición.

Más adelante agrego: “…Sé que este trabajo es a veces agotador, porque no se cuenta con los recursos económicos suficientes... pero les pido encarecidamente que no se desanimen, porque siempre contarán con la ayuda del Señor si siempre se mantienen fieles a la Verdad”.

La Comisión Directiva de ANUNCIAR Grupo Multimedio de Comunicación, Asociación Civil, celebrando en el año 2009 su décimo aniversario, determino hacer MIEMBRO DE HONOR, Post Mortem, al obispo emérito de la Diócesis de San Miguel, en la Argentina, a Monseñor Abelardo Francisco Silva, por vivir la humildad y la confianza en Dios como una opción privilegiada, que le permitió vivir con libertad interior el ejercicio de su vida sacerdotal y episcopal, por llevar a cabo su ministerio con una vida austera y sencilla, activa y generosa, poniendo en el centro de sus aspiraciones su confianza en el plan de Dios y además por haber sido un verdadero Padre, Pastor y Amigo.

Fuente:
ANUNCIAR Informa (AI)
Julio
de 2005